Una vivienda en el centro

Reforma integral de una vivienda de 140m2

· Ciutat Vella · Barcelona · España (2014)

La propuesta no cambia substancialmente la distribución (un largo pasillo de punta a punta y accesos a las estancias a un lado) pero se redimensiono el propio pasillo, las habitaciones y el vestíbulo, se cambio la ubicación de la cocina para situarla en relación directa con el comedor y el salón, se añadió un segundo baño en el dormitorio principal, abriendo este a la galería mediante la modificación de la ventana existente en puerta, transformando esta galería en pequeño estudio de trabajo alejado del resto de la vivienda.

La vivienda se diseño de un modo neutro, la luz penetra reflejándose en el blanco de las paredes y techos así como en parquet de roble gris. Se modifico el hall de entrada de la vivienda, buscando la idea de un acceso abierto y amplió, sin puertas y contrapuertas, pero que a su vez sea también un espacio útil. Un gran armario blanco con puertas de suelo a techo, permite ocultar el almacenaje necesario de la vivienda y nos lleva de una forma natural hacía el pasillo principal.

El gran ventanal de hierro del salón comedor aporta toda la luz necesaria para este amplio espacio. La cocina utiliza también la paleta de colores gris y blanco, con el mismo parquet de parquet roble gris, encimera y alicatado gris y muebles de formica en blanco brillante sin tiradores.

 Los cuartos de baño son amplios y de líneas modernas. El diseño se basa en la elección una baldosa de inspiración hidráulica, con un alicatado color blanco alto brillo, resaltando así toda la estética del dibujo del suelo. Los sanitarios son de color blanco y los muebles de lavabo, de color gris lacado y madera natural, para ganar luminosidad y jugar con el reflejo, mientras que los grandes espejos encastrados ayudan a multiplicar la luz y el espacio.